La Historia de Juan..

Juan Ingreso a trabajar en una cadena de comida rápida. Desde el primer día procuró ser muy puntual, disciplinado y estaba dispuesto a echarle muchas ganas.

Todo iba transcurriendo "normalmente" hasta que vino su primera evaluación ya como empleado, y notó que sus notas habían sido inusualmente bajas.

Era inusual para él porque, aunque en la escuela no era el de las mejores calificaciones, siempre sus notas eran aceptables. Esto lo inquietó mucho, ya que consideraba que estaba haciendo su trabajo lo mejor posible.

Juan quería saber que estaba pasando, así que se armó de valor y cuestionó a su jefe, lo que este le contesto lo dejó helado.

Observemos la conversación:

Jefe: - "Te falta más rapidez en las cosas, también te falta preguntar que más puedes hacer, necesitas ser más acomedido."

Juan: - "Yo trato de hacer actividades diferentes dentro de mi área de trabajo, pero cuando quiero hacer algo más que nunca habia hecho, me dicen que no lo haga o me lo quitan de las manos."

Jefe: - "Ya te dije, tu trabajo no está mal, pero te hace falta interesarte más en él, si no sabes cómo hacer algo, pregunta..."

Juan: - "Siempre hago lo mismo, pero mi trabajo es una rutina de pasos que debo completar ¿qué puedo hacer?"

Jefe: - "Pues yo veo que te hace falta iniciativa, si sigues así no tendré más remedio que tomar otras medidas."

Juan se quedó pensando...

"Quisiera saber cómo hago para tener iniciativa, pues en realidad no sabía que me faltaba... o bueno, creo que siempre lo he sabido, no sé..."

Se sentía algo perdido... Se preguntaba ¿será que esto me queda grande?

Al salir del trabajo, Juan se encontró con su amigo Pedro:

Pedro: - "¿Qué te pasa Juan, por qué tan cabizbajo y callado?"

Juan: - "Mi jefe me dijo que me hace falta iniciativa. Lo estuve pensando un poco y en realidad creo que es un problema que siempre he tenido."

Pedro: - "¿Porqué dices eso?"

Juan: - "Mira Pedro, es que cada vez que hago algo o voy hacer algo no me siento seguro de poder hacerlo o de que lo haya hecho bien, y me siento también inestable al hacerlo, tengo miedo de equivocarme, ¿me explico?"

Pedro: -"Si Juan. Dime, ¿te pasa esto en otros aspectos de tu vida?"

Juan: - "Si, yo creo que de verdad si tengo un problema de falta de iniciativa. Me puse a pensar en esto y me dí cuenta que lo tuve en la escuela, y lo tengo en mi casa y también con mi pareja... Me gustaría encontrar una solución."

Pedro: - "Yo puedo ayudarte si quieres, pero mira Juan, en éste momento no puedo porque quedé en llevar a mi esposa a cenar en su restaurante favorito, pero si gustas nos vemos mañana en éste mismo lugar para conversar y poner fin a tu problema de falta de iniciativa, ¿te late?"

Juan: - "Excelente Pedro, muchas gracias amigo"

Al otro dia, a la misma hora y en el mismo lugar se reúnen Juan y Pedro...

Pedro: - "¿Listo Juan?"

Juan: - Si amigo, me urge resolver mi problema de falta de iniciativa...

Pedro: - Muy bien, vamos a comenzar por...
--------------------------------------------------------

Escribe tu correo electrónico en el formulario aquí abajo para continuar con la conversación.